Descripción del proyecto

EL PALACIO INGRÁVIDO · Galería Mr. Pink · Año: 2016

La sala Edgar Neville celebra el “milagro” de cumplir 20 años

Fue destinada a garaje, pero nunca llegó a contener coches, sino obras de arte contemporáneo, algunas de ellas tan provocadoras que la Galería Edgar Neville fue clausurada en dos ocasiones. Pero los contratiempos fueron superados y ahora cumple 20 años, lo que no es poco para una sala municipal, ubicada en Alfafar. Es, de hecho, “un milagro”, en palabras de su director, Enric Gómez.

Con motivo de la efeméride, el Ayuntamiento de Alfafar ha organizado, en colaboración con la CAM, el proyecto Front, que está dividido en tres bloques expositivos con el propósito de ofrecer una panorámica de las tendencias y de las propuestas más arraigadas del arte contemporáneo a través de la obra de artistas valencianos o que trabajan en Valencia.

De alguna manera, esta exposición comisariada por Álvaro de los Ángeles y Ricardo Forriols viene a cerrar el círculo de los veinte años que empezó a trazar la muestra Recién pintado, en la que Manuel García y Pablo Ramírez seleccionaron entonces a 16 jóvenes artistas de la época.

La primera exposición de Front, inaugurada el pasado viernes, está formada por pintura y escultura. En el mes de noviembre, el proyecto expositivo se trasladará a la Llotgeta de la CAM para tratar la relación entre las diferentes disciplinas y, por último volverá, al llamado garaje del Ayuntamiento de Alfafar con un recorrido por instalaciones, vídeo-proyecciones y fotografías.

Los artistas participantes son: Carlos Domingo, Deva Sand, Juan Canales, Juan Olivares, Maria Cremades, Nico Munera, Oliver Johnson, Sergio Barrera, Bleda y Rosa, Chema López, Francisco Sanmartín, Jöel Mestre, María Ortega, Moises Mañas, JMGI, Mira Bernabéu, Pedro Ortuño, Pilar Beltrán y Xavier Arenós

Enric Gómez muestra su entuasmo por la exposición, que reúne a un buen número de los artistas “más atrevidos” de Valencia. De hecho, el atrevimiento ha sido una constante en la trayectoria de la galería. A mediados de la década de los noventa, “por hacer cosas atrevidas”, el alcalde de entonces, José Martínez, cerró la sala unos meses, señala Gómez. La llegada del también socialista Joan Josep Baixauli supuso la pronto reapertura. Más recientemente, un audiovisual de Juan Domingo sobre la violencia y el abuso a menores provocó quejas y denuncias. La sala se mantuvo cerrada unos días. “La Guadia Civil llegó a interrogarnos, pero cuando se proyectó el audiovisual se vio que denunciaba cómo a los niños les abren la cabeza para meter en ella todo tipo de cosas e ideas. Era todo lo contrario de las denuncias y se dio carpetazo al asunto”.

Artistas jóvenes y otros ya consolidados han desfilado por la Edgar Neville, que se ha mantenido a flote 20 años, lo que Gómez no duda en calificar de “un milagro”.